2018/11/25

The Nothingness

A veces, las personas no mueren, solo dejan de ser personas. Se desvanecen, se convierten en nada.

Es muy triste cuando hay una muerte trágica, cuando ocurre un accidente aparatoso, cuando el fallecido es muy joven o cuando es una persona famosa y querida. Son muertes estruendosas, es imposible no notar que sucedieron... pero hay otras veces en las que no hay lágrimas, no hay lamentos, no hay duelo y ni siquiera es fácil determinar en qué punto esa persona dejó de existir porque, en lugar de ser repentino, fue muy gradual... Más aún, cuando eso ocurre nadie se da cuenta que ese individuo ya no está; a nadie le importa y nadie lo recuerda; y si alguien lo llegara a recordar, lo olvidará muy fácilmente, como si nunca hubiera existido. Lo que pasa con estos individuos es que simplemente su vida se diluyó y se volvió completamente irrelevante e intrascendente, como un puñado de tierra arrojado a un estanque que se dispersa hasta desaparecer, sin rastro evidente de su presencia previa.

Dicen que es posible regresar de la nada, aunque la posibilidades son remotas y lo más que se sabe es de alguien que escuchó a alguien más decir que un tercero lo logró.

Cualquiera puede caer en la nada. Nadie está exento, pero no cualquiera se da cuenta de ello cuando le sucede. Muchos de los que lo notan se percatan demasiado tarde, cuando ya no hay nada que hacer. Algunos nacen ya tocados por la nada, como parte de sí mismos; algunos se infectan desde muy jóvenes pero permanece ahí, latente, sin causar estragos, hasta que algún evento provoca que se manifieste e inicie el proceso degenerativo. Otros más siempre han vivido con ella y creen que es algo normal, sin darse cuenta que los ha estado consumiendo poco a poco por años o incluso décadas. No a todos los ataca igual ni con la misma velocidad pero, en términos generales, el proceso es lento. Se puede contrarrestar la nada si se detecta en etapas tempranas y se atiende adecuadamente, pero si el mal ya avanzó no se puede resolver estando solo y no se puede salir de ella por sí mismo. Es como intentar salir de un pozo tirando uno mismo de sus propios cabellos. Se necesita que alguien más se de cuenta de lo que está pasando y esté dispuesto a tender una mano aunque, en el proceso, esa persona se arriesga a desaparecer también. En ocasiones, quien se está desvaneciendo, al notarlo grita pidiendo auxilio pero para entonces ya su voz no es escuchada por los demás, ya no hay nadie cerca que lo escuche o sus palabras se han vuelto tan ininteligibles que nadie entiende lo que está tratando de decir. Las personas se empiezan alejar de quien se está desvaneciendo porque poco a poco dejan de notar su presencia, deja de ser relevante.

Cuando uno está cayendo hacia la nada pareciera que el mundo es el que desaparece y no uno mismo. La comida deja de tener sabor, los colores dejan de tener intensidad, la música deja de tener melodía y las palabras dejan de tener sentido. ¿Quién querría comer comida sin sabor y admirar colores sin intensidad? Así que uno empieza a perder la avidez por las cosas que solía disfrutar y empieza a sentirlas extrañas. El agrado inicial se convierte en enojo y frustración al punto de que uno empieza a preferir alejarse de ellas para evitar la tristeza y el dolor sin saber que, con esto, el proceso de desvanecimiento se acelera. Al principio, al darnos cuenta que nuestro entorno ya no es el mismo, buscamos esas sensaciones y emociones perdidas porque las añoramos. Muchas veces siguen ahí, a nuestra alcance, y las podemos recuperar con relativa facilidad, pero al ser tocados por la nada nos va a costar trabajo verlas y encontrarlas. El problema es que, con el paso del tiempo, estas oportunidades empiezan realmente a esfumar y la búsqueda se vuelve cada vez más infructuosa e inútil; además de que uno se cansa de seguir intentando, hasta que terminamos optando por darnos por vencido. Poco a poco, una a una, el número de cosas que nos producen satisfacción se reduce, hasta que la suma de todas ellas es igual a cero, ya sea porque nos hemos alejado voluntariamente o porque han dejado de estar ahí y se han perdido irremediablemente. De este modo, el mundo del individuo que se desvanece se empieza a reducir, a comprimir, no solo de manera figurativa sino incluso física y geográficamente. No solo se pierde el gusto e interés en cosas sencillas, como una salida a comer, sino que las metas y planes a futuro también pierden significado y la voluntad de luchar y persistir se va agotando hasta que los ánimos se convierten en desesperanza.

Al perderse la capacidad de percibir el mundo, se pierde la capacidad de interactuar con él. Para caminar, necesitamos tener peso y que nuestros músculos ejerzan una fuerza contra el piso para que la fricción nos empuje hacia adelante. Si perdemos esa tracción, por más rápido que movamos las piernas o por más fuerza que le imprimamos a nuestras pisadas, no podremos avanzar. ¿Cómo podríamos, entonces, sostener un lápiz y dibujar?, ¿cómo podríamos tomar una cuchara para comer? y, si después de muchos intentos, ya no se pueden hacer estas cosas, ¿para qué seguir intentándolo? En esta etapa del proceso, el individuo comienza a percibir el mundo con menor nitidez, casi siempre sin saber que es él quien la está perdiendo. Llega el momento en el que ya no hay nada que represente un estímulo distinguible, todo se convierte en una mancha plana o en ruido, que para el caso es lo mismo, como si las manos se entumecieran y no hubiera sensación alguna al tocar ningún objeto, ni de agrado ni de desagrado, como si la persona estuviera flotando en un vacío y una oscuridad completos, donde ni siquiera se puede distinguir el arriba y el abajo. Justo antes de caer en la nada, la persona deja de ser tangible y si intenta tocar algún objeto, solo lo atravesará, como un fantasma. Como si fuera una nube de humo que se dispersa en el aire.

Lo más doloroso es perder a las personas cercanas porque, además de ser los únicos que pueden salvar al afectado por la nada, suelen ser lo último que les sigue proveyendo felicidad y satisfacción. Irónicamente, los individuos en proceso de transición hacia la inexistencia ahuyentan a los demás. Los aquejados por la nada, poco a poco, dejan de hablarle a los demás y los demás dejan de escucharlos. Algunos se fastidian pero regularmente ni siquiera lo notan, simplemente se ponen de pie y se van, como si hubieran pasado mucho tiempo esperando el transporte público hasta que olvidaron a donde iban y para qué.

Pero entonces, una persona que ha caído en la nada puede ser declarado muerto ¿no es así? No es tan fácil de determinar. Caer a la nada es más bien como caer en un agujero negro en el que el tiempo y el espacio se distorsionan al acercarse a su centro. Es como caer sin tocar nunca el fondo Al llegar al horizonte de eventos, ya ni siquiera el tiempo transcurre y, entonces, quedan varados en ese instante por toda la eternidad, en un estado de indeterminación total, en el cual no hay formas, ni colores, ni sonidos, no hay bien, no hay mal, no hay vida, no hay muerte, no hay tristeza ni felicidad.

2018/11/19

Diario de Sueños - 18/11/2018

El domingo dormí toda la tarde.


Soñé que salía de dar clases...

Ya era de noche pero en lugar de ir a mi casa había quedado de verme con mi grupo de amigos con quienes jugué por primera vez Dungeons & Dragons hace años (a algunos de los cuales tiene mucho que no veo), así que caminé varias cuadras por la calle hasta llegar a un edificio de departamentos. Ellos me esperaban en un departamento del tercer piso. Al entrar me di cuenta que era relativamente pequeño y austero pero se veía que no tenía mucho de haber sido construido. Estaban todos ahí, con las luces apagadas, aunque alcanzábamos a vernos claramente porque las luces de los edificios aledaños proporcionaban iluminación indirecta y la penumbra era suficiente para distinguirnos. Saludaba a todos uno a uno y les preguntaba que cómo estaban. Platicábamos muy brevemente, no recuerdo de qué... y en unos instantes más comenzaban a irse o simplemente volteaba y ya no estaban ahí. Luego de un par de minutos, todos se fueron, menos uno de ellos. Yo estaba resignado a quedarme ahí solo y comenzaba a revisar mi mochila para sacar algún cuaderno o libro y ver qué me podía poner a hacer para avanzar en los pendientes y evitar quedarme sin hacer nada pero mi amigo me dijo que fuera con él a otro lugar cerca de ahí, que lo acompañara a una fiesta... o algo así.

Llegamos a otro departamento, con un estilo parecido. Se veía que era nuevo y no muy grande, solo que este se veía muy cuidado y decorado con cosas caras y lujosas como muebles de diseñador y algunos objetos en las paredes. Era blanco con algunos detalles color magenta e incluso parece que tenía luces neón de ese color en algunas partes, como las aristas que unían el techo con las paredes. Pero no había realmente una fiesta. No había música, ni movimiento, ni comida o bebida a la vista. Solo había como 4 personas más en el lugar pero no parecían estar festejando o conviviendo, más bien como que tenían que estar ahí por alguna razón, o esperaban a alguien, aunque su atuendo sí era como de fiesta o como si estuvieran en un bar.

La primer persona a la que vi fue una mujer como de 30 años o poco más, muy maquillada y con un vestido largo color vino; se veía que era guapa, aunque no la alcancé a observar con detenimiento. Estaba sentada, muy seria y callada, en un banco alto al fondo del departamento. También estaba un tipo joven, de unos 20 años, con una actitud más alegre y una cámara en mano con la que no dejaba de grabar a todos en el lugar, incluidos a mi amigo y a mi, al tiempo que sonreía y buscaba llamar nuestra atención como para que supiéramos que nos grababa. Por último, vi dos muchachas muy jóvenes, tal vez adolescentes, ambas con vestido de noche y una actitud seria, tímida, casi triste. Una de ellas era morena y muy delgada, su vestido era color violeta y tenía rasgos un tanto asiáticos, aunque no estaba seguro de que lo fuera. De la otra no recuerdo su apariencia porque estaba parada detrás de la primera. creo que su vestido era blanco.

Yo me senté en la parte central de un sofá blanco que estaba en lo que parecía ser la sala mientras mi amigo se dirigió a una barra en el lugar y comenzó a preparar unas bebidas al tiempo que me comenzó a hablar de un "negocio", aunque no me decía nada en concreto por lo que no me quedaba claro de qué se trataba. Me decía que se ganaba bien y que él sería mi contacto para cuando me encargaran algún trabajo. Luego, él también se sentó en el sofá a mi derecha y me dio una de las bebidas que preparó mientras me seguía hablando de las bondades del trabajo. La jovencita morena de rasgos asiáticos se acercó y se sentó a mi izquierda, muy cerca de mí y me empezó a abrazar y acariciar, incluso a intentar meter su mano debajo de mi camisa. Mi amigo me dijo que ella era "parte de las prestaciones del trabajo", intentando convencerme de aceptar, pero también me dijo que, aunque yo aun no comenzaba a trabajar, por ser su invitado en esa ocasión, podía pasar la noche con ella y me señaló con la cabeza una habitación que no tenía puerta y en la que se alcanzaba a ver una cama amplia cubierta con una colcha negra satinada... al mismo tiempo, ella me seguía acariciando con una mano y estiraba la otra para tocar también a mi amigo. Obviamente, todo eso lo grababa el tipo de la cámara que estaba de pie frente a nosotros haciéndonos señas como para que volteáramos a la cámara.

Mi amigo se levantó y me dijo que tenía que salir porque tenía un trabajo pendiente que hacer, pero que yo me quedara y me la pasara a gusto. En ese instante terminé de "armar el rompecabezas" en mi cabeza y le dije: "Tú vives aquí, ¿verdad?" Y me responde: "Si, deberías mudarte también". 

Mi amigo y las demás personas que estaban esa noche en el departamento vivían ahí, y posiblemente otros más que no estaban en ese momento, pero no era propiamente "su casa", sino su base de operaciones, estaban ahí para tenerlos disponibles todo el tiempo, pero no solo eso. Había dos recámaras en el lugar pero no eran de nadie en particular. Ninguno de ellos tenía una habitación o espacio individual sino que simplemente dormían donde podían, como podían o con quien querían, sin privacidad alguna. Las habitaciones no tenían puertas para saber en todo momento que estaban haciendo los demás, para tenerlos siempre vigilados y para que se vigilaran mutuamente (aunque parece que el sanitario si estaba cerrado). También por eso siempre estaba alguien grabando todo lo que pasaba ahí, para poderlos controlar, para que nadie tramara nada y, en caso de que alguien quisiera desertar o huir, tener toda la información posible de cada individuo para facilitar su localización o para extorsionarlos con el contenido de los videos; por ejemplo: las jovencitas estaban a disposición de los demás para su disfrute sexual pero todo parecía indicar que eran menores de edad y, por lo tanto, eso ya implicaba un delito, de modo que también por ahí podían presionarlos para que no intentaran huir.

Además de darme cuenta de lo anterior, entendí que yo tampoco tenía opción. Desde el momento en el que entré a ese lugar y mi amigo me habló del 'negocio', yo ya había sido reclutado y no me podía rehusar. No sabía exactamente lo que hacían pero ya me había convertido en otro habitante de ese departamento y tenía que esperar a que me dieran una asignación. Por lo que me dijo mi amigo, me quedaba claro que ni él ni ninguno de los ahí presentes era el jefe, sino que alguien más estaba detrás de todo. Ellos solo eran 'empleados'.

Mi amigo se fue, no sin antes darle indicaciones al de la cámara de como debía guardar la grabación de esa noche... y luego me dijo que tal vez podía hacerlo yo para ir aprendiendo cómo se manejaban ahí las cosas. Desde la otra habitación me enseñaron un cajón de madera lleno con cassettes de la cámara (había por lo menos unos cincuenta) y me explicaron donde debía colocar la grabación de esa noche. Yo seguía en el sillón, con la jovencita a mi lado quien seguía acariciándome y solo asentaba con la cabeza a lo que me decían... Luego de que mi amigo se fue me levanté y dije lo único que se me ocurrió, que iría al Oxxo por algo de comer, que no tardaba. Sorprendentemente, nadie se opuso a ello, así que salí caminando rápidamente del lugar mientras pensaba qué hacer, si intentar huir o ir a la policía o qué... pensaba que si huía solo lograría que fueran tras de mí e ir a la policía tal vez era inútil y arriesgado, así que pensé que lo mejor sería seguirles el juego un tiempo e intentar algo para destruir a esa organización desde a dentro. Tal vez buscar la manera de conocer al líder y matarlo.

Mientras pensaba en eso caminaba por el estacionamiento del edificio que, más bien, parecía como de centro comercial... y de repente vi algo: Era un niño de unos 10 años que se acercaba hacia mí. Primero pensé que estaba muy sucio, pero al acercarse noté que su piel era gris. Su ropa era muy vieja, prácticamente harapos y caminaba hacia mí en actitud cada vez más amenazante e irracional... era un tipo de zombie, o al menos eso parecía.

Decidí cambiar la dirección para eludirlo pero al hacerlo me percataba de que no era el único. Varios niños similares salían desde diferentes direcciones. No solo eso, sino que había personas huyendo de ellos que corrían despavoridos convirtiendo la escena en algo caótico. No sabía bien qué dirección tomar y, de hecho, rectifiqué la dirección en varias ocasiones hasta llegar a un sótano muy oscuro mientras varios de esos niños iban detrás de mí.

De alguna manera yo sabía lo que estaba pasando: Esos eran niños de la calle que habían quedado en esa condición a causa de una droga que consumieron, la cual era distribuida por la gente para quienes yo ahora trabajaba y entre cuyos efectos estaban la conducta violenta y errática, además de daño cerebral irreversible luego de unas pocas dosis... y ese inexplicable cambio en el color de la piel. Esos niños aparentemente ya no tenían esperanza. Seguramente la habían ingerido tres o cuatro veces, lo cual era suficiente para deteriorar sus capacidades cognitivas permanentemente, al grado de que habían perdido todo signo de racionalidad. Algunos podían incluso terminar con muerte cerebral porque parece que la droga seguía causando estragos aun después de suspender su uso.

Mientras corría pude hacerme de una pala con la que los mantenía a raya hasta que aparentemente lograba perderlos, pero llegué a un callejón oscuro y sin salida. Cerca de la pared había una veintena de tubos de unas 4 pulgadas de grosor. Parecían el sistema de suministro de agua de algún edificio. Todos los tubos estaban en posición vertical separados entre si y de la pared por varios centímetros, formando lo que parecía un "campo de bambú". Otro sujeto, que llegó corriendo detrás de mí, y yo nos escondimos entre los tubos, como a metro y medio de distancia uno del otro, aunque no ofrecían mucho resguardo. Un par de niños se acercaron a donde estábamos pero se detuvieron a varios pasos de nosotros sin ubicarnos. Uno de ellos, el más pequeño, de unos 7 años, simplemente se fue después de unos instantes de no lograr encontrarnos. El otro, de unos 10 años de edad, se acercó más, pero cuando estaba a punto de llegar a donde estábamos solamente se quedó ahí de pie, como ido. Era imposible que no nos viera porque, aunque había poca luz, estaba de frente a nosotros, como a medio metro de mi, pero como que ya no podía razonar, su cerebro ya no funcionaba muy bien y parecía que, por momentos, simplemente se apagaba y solo se quedó ahí parado con la mirada perdida. Intenté golpearlo con la pala pero por la disposición de los tubos no podía alcanzarlo ni hacer un movimiento contundente con mi brazo. El niño seguía ahí, indiferente, aunque mis movimientos no eran nada sutiles. El otro tipo me hizo señas para que le diera la pala y pudiera intentar usarla. Parecía buena opción porque él tenía mejor ángulo. Yo quedaba frente al niño, mientras aquel sujeto quedaba a su derecha, así que cambié la pala de mano, y con la mano izquierda la lancé en posición vertical hacia él, quien logró tomarla en el aire... se acomodó y consiguió conectarle un fuerte golpe al niño, quien retrocedió solo un poco por la fuerza del impacto pero no mostraba signos de dolor o ninguna reacción consciente, así que mi compañero salió de su escondite para rematarlo. Lo golpeó varias veces con la pala hasta lograr derribarlo. Ya que el niño estaba en el suelo yo solo atiné a decirle: "Asegúrate de matarlo. Pégale en la cabeza con el filo de la pala hasta que le abras el cráneo".



Al despertar, eran las 11 de la noche... estuve más de cuatro horas indeciso entre levantarme a hacer algo o intentar dormir de nuevo.

2018/08/08

Yo...

Yo soy mis posesiones materiales.
Yo soy las marcas que consumo.
Yo soy la ropa que llevo puesta.
Yo soy el dinero que desembolso.


Yo soy…
las aplicaciones de mi celular,
los sitios de internet que visito,
mi lista de contactos en facebook,
los ‘likes’ que doy y los ‘memes’ que comparto.


Yo soy...
la cama en la que duermo,
el jabón con el que me baño,
mi desayuno de esta mañana,
y la basura que hoy he tirado.


Yo soy…
los archivos que he descargado,
los libros y cómics que he leído,
las películas que he visto,
la música que escucho y los juegos que he jugado.



Yo soy…
mis herramientas de trabajo,
los diseños que he realizado,
los textos que he escrito,
las fotos que he tomado.


Yo soy los lugares a los que he viajado.
Yo soy las casas en las que he vivido.
Yo soy las escuelas en las que he estudiado.
Yo soy los empleos que he tenido y todas las veces que me he mudado.



Yo soy…
los mundos que he imaginado,
los personajes que he creado,
las máquinas que he esbozado,
las criaturas que para habitarlos he ideado.


Yo soy…
todo lo que he aprendido,
las habilidades que he entrenado,
las ideas que se me han ocurrido,
las clases que he impartido y las charlas que he dado.



Yo soy...
los regalos que he recibido,
los consejos que me han dado,
los favores que me han hecho,
las cosas que me han prestado.

Yo soy…
todos los humanos con quienes he convivido.
aquellos que me desagradan y a los que yo desagrado.
los que, aun sin conocerlos, admiro.
todos los que siguen aquí, pero también aquellos que nos han dejado.



Yo soy mis familiares y mis amigos.
Yo soy las mascotas que he adoptado.
Yo soy mis maestros y mis alumnos.
Yo soy aquellos a quienes extraño y las mujeres de las que me he enamorado.


Yo soy…
mis fortalezas y debilidades,
mis aciertos y mis errores,
Los triunfos que he alcanzado
y las oportunidades que se me han escapado.


 DeviantArt
Yo soy..
mis deseos y necesidades,
mis anhelos y esperanzas,
mi depresión y mis prejuicios,
mis traumas y mi arrogancia.


Yo soy…
mis gustos y mis aficiones,
mis miedos y mis frustraciones,
mis inseguridades y mis emociones,
mi soledad y mis contradicciones.






Yo soy…
mi interminable lista de pendientes,
los idiomas que no he aprendido,
mis proyectos inconclusos,
los cuentos que nunca he escrito.


Yo soy la información en mi ADN y la que me proporcionan mis sentidos.
Yo soy mi tipo de sangre y mi fecha de nacimiento.
Yo soy mi huella digital y mi imagen en el espejo.
Yo soy todas las maneras en las que me han nombrado y todos los nombres que he adoptado.

… Soy todo lo anterior y muchas cosas más.
Soy el resultado de una forma particular de interacción entre todos esos factores.
Sin todas esas partes, yo no estaría aquí, no sería lo que soy.
No existiría.

2018/05/23

Thundercats!!... ¿roar?

ThunderCats fue, probablemente, la serie más importante para mí durante mi infancia (en otro post que tengo inconcluso retomaré parcialmente esto). Por lo tanto, no puedo permanecer indiferente ante todo lo que está pasando a raíz del anuncio de la nueva serie "Thundercats Roar".

Por si acaso llegaste aquí y no sabes de lo que hablo, aquí está el trailer y algunas imágenes de "detrás de cámaras":


De entrada, me causa una gran fascinación las diferentes reacciones que ha provocado. Lo primero que hay que notar es el notable "backlash"que ha tenido el anuncio. Al momento de escribir esto, el video que coloqué aquí arriba tenía poco más de 500 'likes' contra más de 5,700 'dislikes', que no parecen ser tantos, pero es porque Warner Bros puso el video como "No listado" (ignoro si siempre estuvo así o lo cambió a raíz de la reacción de la gente).

No hay texto alternativo automático disponible.

Esto significa que tiene más de 10 'dislikes' por cada 'like', lo cual es bastante significativo, y si tomamos en cuenta otras fuentes como el trailer en canal de "moviemaniacsDE", que es el primer resultado que te arroja YouTube cuando buscas "Thundercats roar", la cantidad de reacciones es  mucho mayor, pero la proporción es similar.

La imagen puede contener: texto

Todo esto sin tomar en cuenta todas las demás reacciones  como las respuestas en video en el mismo YouTube, las reacciones en Twitter, Facebook, parodias, etc. y en la gran mayoría de los casos, la respuesta es abrumadoramente negativa.

Ahora bien, ¿cuál es mi opinión al respecto?, ¿qué me pareció el trailer de "ThunderCats Roar"?:

Respuesta corta: No me gustó.

No la odio, pero tampoco tengo que mentir. Probablemente es lo último que me hubiera pasado por la mente al decirme que van a sacar algo nuevo de ThunderCats. Mi reacción espontánea en el momento fue también de: "¡¿qué rayos es esto?!"

Entonces, ¿opino que esta serie es una aberración, que debe ser cancelada de inmediato y no debe existir algo así?

Respuesta corta: No lo sé.

Para empezar, solo se ha mostrado este teaser trailer, así que no hay mucha información. Después del sobresalto inicial, lo que pensé, no solo como 'fan' sino como creador de contenidos, fue que está bien que haya diferentes propuestas aunque sean para un público al que no pertenezco... sin embargo, al analizarlo con más detenimiento y yendo más a fondo, mi opinión cambió un poco.

Entiendo que 'no soy el target', por lo tanto, no tiene nada de extraño que no me guste y tampoco tengo por qué defender un producto que no me agrada ni es para mí, pero tampoco me rasgaré las vestiduras ni opino que arruinaron mi infancia ni me siento insultado; simplemente, esta serie no tiene (o no parece tener) lo que me gustaba de los ThunderCats. 

Regularmente, no es malo ser propositivo (sino todo lo contrario) e intentar llevar una franquicia a nuevos rumbos puede ser muy interesante, además de que hay razones comerciales de peso para ello ya que, actualmente, los ThunderCats NO son un negocio para Warner... el problema es que si esta nueva serie tiene éxito y se vuelve el "estandar" de lo que son los ThunderCats, difícilmente veremos de nuevo algo más parecido a lo que ya conocíamos y de lo que me hice 'fan' hace ya tantos años. Y si, a mí si me gustaría ver en el futuro una nueva serie o una película de los ThunderCats, pero no en este tono.

La imagen puede contener: texto

Yo no tendría problema si en estos momentos hubiera una serie de los "ThunderCats" más "tradicional" (por llamarle de alguna manera) y anunciaran esta versión como algo complementario, como un "spin-off"... pero "Tundercats Roar" no es una serie 'satélite' y creo que de ahí radica gran parte de la molestia de muchos, porque esta sería la única serie de la franquicia. 

¿Por qué retomar una franquicia vieja dirigiéndose a un 'target' nuevo pero cambiando la fórmula? No parece tener mucho sentido... y aun así, tal vez funcione, no lo sé, solo el tiempo lo dirá. Aun así me parece extraña esta elección. Me recordó que, alguna vez en clase, un alumno me dijo que para su proyecto eligió gráficos 'pixel-art' para apelar a la nostalgia de su público, pero su 'target' eran niños de 5 años.

El descontento masivo al anuncio de esta nueva serie se le atribuye principalmente de personas de mi edad, quienes vimos la serie original y aparentemente queremos seguir viendo lo mismo pero, a las nuevas generaciones, a quienes va dirigida ¿les importa?, ¿le prestarán atención? I don't know.

Entonces, ¿debería dejar de quejarme y permitir a las nuevas generaciones disfrutar de una nueva propuesta?. "Live and let live"

Si... pero no. O al menos no es tan simple.

Veamos. Mi preocupación sería que pasara con los ThunderCats algo similar a lo que sucedió con Transformers. A mí me gustaban mucho los Transformers originales. Desde entonces, han sacado diferentes series y, por supuesto, las películas de Michael Bay. Odio las películas actuales de Transformers, me parecen de lo más bobas y cortas y mal escritas... pero a muchísima gente le gustan y las van a ver y son un gran negocio. Yo ya no soy el target, así que podría simplemente decir: "ok, pues que las vayan a ver aquellos a las que les gusten, eso no es para mí", pero yo siempre quise ver una película de Transformers, solo que lo más probable es que nunca me va a tocar ver en el cine una versión que a mí me agrade porque ese espacio y esos recursos ya están ocupados por esta versión que me desagrada y además, las series animadas actuales parecen tener un 'sabor' similar. ¿Nostálgico?, tal vez, pero creo que hay más que eso... pero eso lo explicaré al final.

El otro asunto es ¿por qué hacer una versión para otro 'target' distinto al original? La respuesta no es compleja: simplemente porque el 'target' original ya no se considera tan rentable. El asunto no solo es si tendrán audiencia o no, sino de qué manera la audiencia generará ingresos a los productores, ya sea a través de la taquilla, juguetes, suscripciones, merchanising, etc. 

"Se quejan de TunderCats Roar pero en el 2011 salió una versión de ThunderCats igual a la original y nadie la peló".

Resultado de imagen para thundercats 2011

Yo sí la vi, la vi completa y, en general, me agradó y me dolió que la cancelaran. Me hubiera gustado que continuara o al menos que concluyera apropiadamente.

Pero es cierto, muchos no la vieron, no les interesó o no les gustó, ¿por qué? en parte porque ahora somos adultos y ya no podemos sentarnos a verla como cuando éramos niños, en parte porque muchos sentían que se desapegaba de la original, tanto en estilo visual como en el concepto. Por lo tanto, si esa versión que era más cercana a la original no fue del agrado de los "fans clásicos", es por demás obvio que esta nueva tampoco les iba a gustar.

A mí me hizo ruido que esa versión tuviera algunos cambios que me parecieron innecesarios pero, al final, aunque con altibajos, me pareció un buen producto y varios de los episodios son excelentes. El principal problema que tuvo la serie (hasta donde tengo entendido) no fue tanto de audiencia sino de rentabilidad, ya que no lograron las ventas de juguetes que esperaban luego de su lanzamiento. Algo similar a lo que pasó con la serie de He-Man del 2002, ¡que es muy buena! (aunque también tiene detalles que no me gustaron), pero no lograron desplazar suficientes juguetes y decidieron cancelarla... 

Resultado de imagen para he-man 2002

Haciendo un paréntesis, el asunto con los juguetes es que ya no es la década de los 80's. Sigue habiendo juguetes pero los niños ya no los consumen de la misma manera. Ahora hay videojuegos, consolas, tablets, computadoras e internet y todo eso también ha impactado a la industria juguetera. Sus propuestas y modelos de negocio han ido cambiando para adaptarse a los tiempos y, en general, es difícil que lo que tenía tanto éxito hace 30 años vuelva a tener el mismo impacto. Los tiempos son distintos, los públicos son distintos. Ya no es suficiente hacer una serie animada para promocionar una línea de juguetes.

Otra de las quejas es:
- "Ahora hacen toda la animación igual con sus monos feos y mal dibujados". 


y la réplica es más o menos:
- "Como si antes no fuera todo igual y además las animaciones de ese entonces eran todas tiesas y las historias simples y aburridas. Las ves ahora y te quedas dormido". 

Resultado de imagen para all animations look the same

Bueno, creo que cada queja tiene parte de razón, pero no dejan de ser juicios sesgados.

Es innegable que en el aspecto técnico, la animación ha avanzado mucho en las últimas décadas. Las técnicas, métodos, herramientas y flujos de trabajo han mejorado no solo en la parte visual (que es en la más obvia) sino también en cuanto a técnicas narrativas... pero eso no significa que automáticamente todo lo nuevo sea mejor que lo de antes. Definitivamente, hay muchas cosas que se pueden hacer que antes hubieran sido imposibles pero no significa que todos le saquen el mayor provecho a los recursos actuales.

No puedo hablar muy a fondo porque no conozco a profundidad la industria de la animación pero, en general, en las industrias creativas, con el paso de los años los procesos, para bien y para mal, se han vuelto menos artesanales y más de producción en serie, sobre todo hablando del trabajo para grandes empresas. Esto permite tener un volumen de producción mayor pero también se sacrifican muchas veces aspectos que se consideran innecesarios o poco relevantes.

Antes, muchas de las limitantes eran porque no se podía o no se sabían hacer las cosas de otra manera. Ahora, el asunto es que aunque ya se conocen muchas opciones y desarrollado distintas técnicas, de todos modos muchos van a optar por elegir los mismos recursos y estilos ya utilizados porque son más baratos y/o más rápidos y es lo que les va a permitir ajustarse a los presupuestos, tiempos de entrega y exigencias de los productores y ¿por qué no? las modas. Antes también había exigencias de producción, presupuestos muy limitados y mañas para reciclar trabajo, pero creo que como la animación para TV todavía tenía mucho terreno inexplorado era más común aventurarse a aguas desconocidas mientras que ahora ya no es tan fácil porque ya hay más fórmulas probadas y caminos trazados.

Tomando como ejemplo los mismos Thundercats, el 'intro' de la serie original es considerado por muchos el mejor 'intro' de una serie animada de todos los tiempos. Actualmente, los 'intros' son cada vez más sencillos y se arman principalmente reciclando clips de animación de los mismos episodios,  mientras que el 'intro' de los ThunderCats y otras series de esa época se hacían con animación exclusiva para tal propósito...pero eso es un gasto extra que ya muchos prefiere evitarse y por eso ya no vemos intros tan espectaculares. Incluso, el 'intro' de la versión del 2011 es una emulación del de los 80's, pero utilizando animación de los mismos episodios.

The rotoscope actors used to derive the stock animation footage for Skeletor, Teela and He-Man from the Filmation cartoon.

Las series animadas de acción de los 80's solían ser muy "fotorrealistas" y por eso recurrían a herramientas como el 'rotoscope', pero en la actualidad hay una preferencia por estilos más abstractos y estilizados no solo porque estos son más 'económicos' en cuanto a tiempos de producción sino también por el grado de expresividad que se puede lograr en la animación. Antes, el coloreado de los fotogramas se hacía a mano, sobre celuloide, actualmente, la computadora agiliza muchísimo esa y otras partes del trabajo y por eso es que ahora la animación puede tener mucha más fluidez que antes (entre otras cosas) y eso hace que, comparado con mucho de lo que se hace actualmente, las caricaturas viejas se vean 'tiesas'. Aun así, perseguir el realismo terminará siendo un proceso más costoso y tardado que si se logra encontrar un buen estilo minimalista. 

De hecho, los japoneses son expertos en la estilización no solo de los gráficos sino también del movimiento. Esta es una tradición generada a raíz de la posguerra, ya que los recursos para producir animación eran muy limitados y fue definida por varios autores, entre ellos el gran Ozamu Tezuka, quien utilizaba recursos muy cinematográficos en su narrativa visual tanto en el manga como en la animación. Desde entonces, los planos sin movimiento de varios segundos o los paneos a lo largo de imágenes estáticas son un recurso muy característico de la animación japonesa que, siendo bien utilizado, no demerita la calidad de la misma sino que incluso la realza.

Resultado de imagen para anime landscape dragon ball

También, están aspectos técnicos como el estandar de la televisión NTSC que era de 480 líneas, en contraste con la resolución actual para televisión de alta definición de 1920x1080 pixeles, y la calidad de las cámaras/scanners utilizados en cada época son distintas, por lo que no es de extrañarse que una animación vieja no se vea tan bien en las pantallas actuales. 

En cuanto a la narrativa, también se ha ido refinando con el tiempo. Es cierto, la mayoría de las series animadas de hace 30 años tenían guiones simples y repetitivos porque se consideraba que eso era suficiente o incluso necesario para adaptarse al formato de "syndication" de la televisión norteamericana en el que una continuidad compleja parecía estorbosa; pero al pasar los años esto fue cambiando y dio pié a obras tan interesantes como "Batman: The Animated Series" que tiene una narrativa excepcional sin recaer en la continuidad. Tal vez es mera apreciación mía, pero tengo la impresión de que, si bien, los guiones de las series animadas de los 80's eran muy simples, lo que sí era más complejo y se cuidaba mucho era el planteamiento o la premisa. 

El problema es que hay que empatar los conceptos, el tema y el tono que se manejan con el estilo de animación. ¿cómo serían "Adventure Time", "Los Simpson" o "The Powerpuff Girls" con un estilo más realista?, ¿funcionarían de la misma manera? Por supuesto que no. También por eso es el 'shock' con el cambio del estilo visual de los ThunderCats, porque aunque sea un buen producto, denota ese distanciamiento evidente de la obra original. Es obvio que no se van a contar las mismas historias que en la serie original.

Entonces ¿cómo debería ser una serie de los ThunderCats? o ¿qué tipo de serie les gustaría a los fans de la vieja escuela? Bueno, mi hipótesis va más que nada en el sentido de tratar de comprender por qué fueron exitosos y retomar esos elementos. 

Hay que entender que los ThunderCats, en su momento, fue una animación sobresaliente. Aunque tal vez para nuestros estándares ya haya dado el 'viejazo', en su época no era "una más del montón", era una de las animaciones que estaban a la vanguardia y había puesto la barra de calidad en lo más alto. El diseño de personajes, tanto de los héroes como de los villanos, era de lo mejor. Fue un caso excepcional en el que hubo una colaboración entre estudios americanos y animadores japoneses. El 'intro' era sobresaliente pero también lo era la calidad de la serie en general. La música también era un elemento fundamental que se logró muy bien y fue muy representativo. Los guiones eran supervisados por un equipo de psicólogos quienes daban su aprobación para que los contenidos fueran aptos y dejaran un mensaje positivo. En general, fue un producto realizado con un gran esmero y su éxito fue resultado de todo eso. 

Por eso, para los que los conocieron en aquellos años, lo que esperan cuando les dicen que va a haber una nueva serie de los ThunderCats no es que deba verse igual que la serie original sino que debe causar el mismo impacto. Esto aplica no solo a los ThunderCats sino a cualquier reboot, remake, adaptación, "whatever" y es algo que creo que a muchos no les cae el veinte pero que, además, es muy difícil de lograr. 


Si el intro de los ThunderCats originales era el mejor de todas las series de esos años, una nueva serie  debe tener el mejor intro de la actualidad. Si los héroes tenían personalidades características y el villano era imponente y aterrador, las nuevas versiones también deberán reflejar eso. Si la música era emotiva en la serie original, entonces también debe serlo en esta. ¿Encontramos eso en "Thundercats Roar"?

En cuanto a la temática y el tono, también suele haber elementos importantes que requieren conservarse para mantener un vínculo con la versión anterior u original y es importante identificarlos, porque si no, aun haciendo un buen producto, puede que un remake-reboot o lo que sea se sienta ajeno.

En ThunderCats, los personajes eran muy serios, aunque en ocasiones podían bromear, pero el "comic-relief" recaía regularmente en Snarf, y esto fue eliminado en gran medida en la versión de 2011 porque se sentía sobrado, por eso causa desconcierto que hagan una serie enfocada en la comedia.

A primera instancia, el tema central de la serie era la exploración y la supervivencia, el conocer y adaptarse a un entorno desconocido y, en el proceso, conocer a nuevas criaturas y hacer nuevos amigos, pero también lo es el crecimiento de Lion-O, que pasa de ser un niño (en un cuerpo de adulto) a "El Señor de los ThunderCats" y para esto, requiere del apoyo de los demás, que no solo son sus compañeros o aliados, sino su familia. Cada uno de los ThunderCats tiene distintas capacidades y distinta personalidad, pero eso es lo que los hace valiosos e indispensables para los demás. Por supuesto, también está la eterna lucha del bien contra el mal, representado por Mumm-Ra y los mutantes. Y todo lo anterior solo es posible a través de los valores que la serie resalta: Justicia, Verdad, Honor y Lealtad. Estos elementos son la base de la versión original pero también de la serie de 2011 (incluso, por momento mejor manejados en esta última). Creo que esto es a lo que muchos se refieren cuando dicen que "debe respetarse la versión original". Y no son temas que no puedan abordarse en los tiempos actuales un una animación, pero es cierto que pueden y deben abordarse de otra manera dependiendo de la época y el público al que nos dirigimos.




Si por alguna extraña razón un genio se me apareciera y solo me pudiera conceder el deseo de decidir como será la nueva iteración de los Thundercats, lo que pediría sería retomar los puntos ya mencionados y hacer una serie de duración limitada con una continuidad más compleja y arcos argumentales definidos... y evitar los "deus ex-machinas". Le pondría mucho énfasis a la música y el diseño visual de los personajes, escenarios y artefactos y vehículos... y sí, sería un estilo más realista. Retomaría la premisa de la versión original, con la destrucción del planeta "Thundera" y su escape y llegada al tercer planeta, pero creo que también hay elementos de la versión de 2011 que vale la pena rescatar como el diseño de los mutantes que lucen más imponentes y amenazantes, sobre todo Jackalman y Monkian que ya no son únicamente patiños a los cuales les patean el trasero en cada episodio. También, me quedo con la versión de Snarf del 2011 y con los orígenes de Wilykat y Wilykit, así como de Cheetara, porque en la serie original, nunca queda muy claro su rol o su ocupación... a veces parece que solo está ahí por "ser la mujer". La personalidad y el rol de Lion-O es muy similar, pero creo que en la versión de 2011 está mejor definida. Panthro es prácticamente el mismo en ambas versiones, aunque me agrada un poco más el original, mientras que Tygra es muy distinto en cada serie; ambas versiones son interesantes pero prefiero la de los 80's.

Con lo que vemos en el trailer, inferimos que "Thudercats Roar" no es ni pretende ser una mera continuación de las series anteriores y no busca tomarse las cosas con demasiada seriedad, pero entonces ¿qué elementos de los ThunderCats conserva que la hacen ser parte de esta franquicia? No lo sabemos con precisión aun.

Aunque esta nueva iteración de la franquicia me causa rechazo y no me llama para nada la atención verla, habrá que esperar para conocer más y poder dar un juicio más preciso... y no sé, tal vez en una de esas no sorprenda y resulta que sí es una buena serie y además conserva los elementos esenciales de la franquicia que tanto queremos.