2013/05/10

El Día del Fin del Mundo

No sé exactamente cuándo o cómo, pero de algún modo alguien había decidido que el mundo había vivido suficiente, que el mundo tenía que terminar… o al menos las personas que habitábamos en él… y nadie pareció estar del todo en desacuerdo.

Tampoco se bien como, pero se decidió construir un dispositivo capaz de aniquilarnos a todos de una sola vez, una bomba o algo así… si, debió ser una bomba, ya que se lanzaría en un lugar específico, en una fecha y horas determinadas. Sería en Diciembre. Hubiera sido ideal que fuera el 31 a la media noche, pero curiosamente sería antes; varios días antes de navidad, incluso. No estoy seguro de la fecha, pero debió ser el 17 o 18 del mes.

Contrario a lo que uno pensaría, cuando se dio el anuncio todos lo tomaron con serenidad. No hubo histeria, ni siquiera cuando la fecha establecida se acercaba. Tampoco hubo disturbios ni desenfrenos, no hubo euforias ni depresiones, ni preparativos especiales. Todo pasaba con demasiada normalidad. Simplemente, todos sabíamos y aceptábamos que así sería (tal vez, así debía de ser). O al menos, todos los que sabíamos, así lo aceptábamos. Nadie se opuso a ello, todos sabíamos que ese día moriríamos, al igual que nuestros amigos, nuestros hermanos, nuestros padres y nuestros niños, pero nadie sentía pesar o miedo por ello. Ignoro si los animales y las plantas también se suponía que debían morir o si la ‘explosión’ debería destruir al planeta entero o afectaría solo su superficie. De cualquier modo, el objetivo era eliminar a la raza humana, como especie.

Y así pasaron los meses… hasta que llegó la fecha. Todo estaba en calma y el día no era muy distinto a los demás. Tal vez la gente compraba menos alimentos, ya que no tendría caso guardarlos, pero en cuando a los demás era un día bastante rutinario. Aquí, el fin del mundo sería en la tarde, poco después de la hora de la comida, tal vez a las 4:00 o 5:00 PM. Estaba en casa de mis papás y mi hermano estaba de visita con su familia. Sabíamos que no tardaría en ocurrir, aunque realmente no estábamos al pendiente del reloj.
Platicábamos de cosas triviales, y luego de un momento, salí de la casa a un puesto de revistas que está a la vuelta de la casa, en la calle que está de bajada, y tomé una revista que estaba sobre el mostrador y comencé a hojearla, se la pedí prestada al encargado y me la llevé para leerla con calma, volví a la casa y fui hasta el patio que está junto al comedor, me senté en una silla de madera que estaba ahí y mientras comenzaba a hojear de nuevo la revista, se empezó a sentir algo que venía del este, como si fuera un viento, pero el aire no se movía, era solo una sensación, tal vez calor, no lo sé… en realidad sabía que venía de Europa central para ser menos impreciso (ahora que lo pienso, pudo haber sido Suiza, aunque en ese momento no pensé en ello), volteo en esa dirección y alcancé a ver un destello blanco en el horizonte. No era cegador, solo se alcanzaba a aclarar parte del panorama. Pensaba que allá era de noche en esos momentos. El destello creció hasta cubrir de blanco buena parte del horizonte, duró un par de segundos… y después... nada.

Si, nada. Literalmente no se veía nada. Luego de la luz, instantáneamente todo se cubrió de absoluta oscuridad y todo se silenció. Los aparatos eléctricos y mecánicos se detuvieron, y tanto las personas como los animales se quedaron callados. Era como estar flotando en medio de la nada, porque aunque me moviera no había diferencia; la oscuridad era la misma a donde volteara. Era extraño presenciar una oscuridad tan absoluta, más aun siendo pleno día. No sé cuanto duró, yo sentí que fueron como 20 segundos aunque probablemente fue menos. Tal vez fueron solo unos 5 segundos. Es difícil decirlo, en medio de esa absoluta oscuridad el tiempo tampoco tenía mucho sentido. Después de ese lapso, la oscuridad se fue con la misma inmediatez con la que llegó y el día regresó. En Europa debió sentirse más o menos como un simple apagón.

Y entonces, nos dimos cuenta que el mundo no se acabó. 

Aunque si pasó algo. Pensé que debió ser una especie de pulso electromagnético que dañaría todos los aparatos eléctricos y electrónicos del mundo, que habría acabado con nuestra tecnología, pero tampoco fue así. Hubo algunos que si se dañaron, como cuando hay un apagón, pero la mayoría permanecieron intactos. Lo que si pasó es que aunque la oscuridad ceso, los aparatos eléctricos permanecieron apagados porque en casi todos lados la corriente eléctrica tardó en reestablecerse, además de que todas las baterías perdieron su carga y algunas se dañaron permanentemente. 

Después de eso, el mundo regresó a la normalidad… al menos para la mayoría. Es decir, tampoco fue como que nada hubiera pasado. Si hubo muertos y accidentes e incendios y algunas emergencias que no pudieron ser atendidas adecuadamente. Los Aviones y Helicópteros que estaban en pleno vuelo cayeron, algunos sobre zonas habitadas. También hubo choques de automóviles y personas que estaban conectadas a sistemas de soporte de vida que no soportaron la pérdida de energía. Hubo muchos daños materiales, pero la gran mayoría de la humanidad sobrevivió. Más del 90% de los humanos sobrevivimos. En realidad, nadie se apresuró a contar las víctimas; esta cifra es mera suposición mía. Se atendieron las emergencias y desastres, pero tampoco eso pareció apurarle demasiado a los sobrevivientes, a fin de cuentas, acababa de pasar el fin del mundo.

La gente no estaba particularmente feliz de que el mundo no hubiera terminado, pero tampoco estaban decepcionados. Simplemente, todos continuamos con nuestras vidas, regresamos a nuestros empleos y retomamos nuestras rutinas; lo cual fue bastante sencillo. No había habido despidos o renuncias masivas, no había habido excesos de ningún tipo antes del fin del mundo.

Si acaso alguien estaba sorprendido con lo que había, o mejor dicho, con lo que no había pasado, fueron quienes construyeron el dispositivo. Nadie sabía explicar que fue lo que falló. De hecho, al parecer nada falló, todo parecía haber funcionado correctamente, solo que por alguna extraña y desconocida razón, no tuvo el efecto deseado. Nunca he sabido que se suponía que tenía que haber pasado, si debimos habernos quemado, desintegrado o explotado. Eso nunca se dijo, pero como de todos modos moriríamos muy rápido, nadie se molestó en preguntar.

Un par de meses después, se anunció un nuevo intento para acabar con el mundo. Sería en la misma fecha, exactamente un año después. Como, en teoría, nada falló, se repetiría el método. Se usaría un dispositivo igual al anterior, pero se vigilaría más de cerca para que en caso de que se detectara algún fallo se pudiera corregir en el momento y se lograra el objetivo. Sin embargo, para este momento, algunos ya tenían sus dudas de que el fin del mundo fuera realmente a ocurrir.

Ese año fue un tanto arduo. Con el primer intento del fin del mundo no regresamos a la edad de piedra, pero si hubo algunas cosas que se dañaron y se perdieron irremediablemente y eso hacía la vida un poco más pesada… se perdió algo de tecnología y también de información. No hubo una ‘reconstrucción’ como tal, pero si había detalles que tenían que repararse o atenderse para no obstaculizar la vida de los sobrevivientes.
El segundo día del fin del mundo por fin llegó. Creo que en un buen momento. Las lluvias torrenciales eran inusuales en invierno, pero en algunos lugares, como en las zonas cercanas al golfo de México, estaban causando graves inundaciones. Grandes planicies estaban anegadas y, por alguna desconocida razón, muchas carreteras se habían convertido en ríos. Así como se oye, el agua corría a través de la red de caminos. A mí me tocó intentar cruzar a pie una carretera, cerca de Veracruz, pero me fue imposible, ya que el agua tenía más de medio metro de altura y la corriente era muy fuerte y rápida… lo único que logré fue empaparme todo y tuve que regresar por donde venía. La gente había notado semanas antes que había corrientes de agua sobre los caminos, lo cual no parecía raro cuando llovía - que era la mayor parte del tiempo - pero lo extraño es que aun cuando no era así, el agua seguía corriendo por las carreteras. Al principio eran solo un par de centímetros de agua sobre el pavimento y nadie les prestó atención, pero el problema fue creciendo hasta que esas vías se volvieron completamente intransitables.

Total que ese día, yo ya había regresado de Veracruz y caminaba por la calle hacia la casa de mis papás. Pasé de nuevo por el puesto de revistas y volví a ver la misma revista que había hojeado un año antes, justo en el mismo lugar que estaba en aquella ocasión, aunque esta vez se veía un poco desgastada. Así que la tomé de nuevo, la volví a tomar prestada y me la llevé a casa de mis papás para sentarme a leerla en la misma silla que el año anterior. Creo que ni siquiera la leí realmente la primera vez; el fin del mundo me interrumpió. Al entrar a la casa, vi a mi hermano y su familia que, al igual que el año anterior, estaban de visita en casa de mis papás y eso me llevó a pensar que, al ser la misma fecha y la misma hora, la mayoría de las personas estarían haciendo exactamente lo mismo que el año anterior… y así era. 

Y volvió a ocurrir.

Un segundo “fin del mundo fallido”… Accidentes, daños materiales, algunas muertes, incendios por acá y por allá, pero nada cercano a un verdadero fin del mundo. Ahora si comenzaba a ser decepcionante o al menos confuso. ¿De qué se trataba? ¿De qué servía que estuvieran anunciándolo con tanta antelación? Y peor aún ¿Qué sentido tenía gastar tanto en el dispositivo si de todos modos no se cumplía el objetivo?
Las dudas seguían en el aire y aun así, poco después se anunció oficialmente un tercer intento el siguiente año, con el mismo método, en la misma fecha y a la misma hora… pero no solo eso, en caso de fallar de nuevo habría un cuarto intento un año después, un quinto, un sexto y así sucesivamente hasta lograr el cometido, y así fue como básicamente se estableció una fecha anual del Fin del Mundo… aunque sigo sin recordar cual era esta.

Obviamente, después de este segundo fallo, muchas personas perdieron credibilidad en esta clase de intentos por acabar con el mundo. Aunque tampoco hubo un gran cambio, si acaso, las cosas se volvieron aún más rutinarias de lo que ya eran. Incluso, la gente comenzó a hacer despensa para los días posteriores al fin del mundo. Yo mismo fui a la plaza ese día y me di cuenta que había muchas cosas en oferta: “Ofertas del Fin del Mundo”, algunas eran realmente atractivas, sin embargo, no tenía mucho dinero, por lo que no pude aprovecharlas. Encontré en una tienda de juegos una lonchera de “Batman: The Brave & The Bold” con un juego de Wii que creía agotada, pero al parecer, la tienda las tenía en la bodega y no se habían dado cuenta, por lo que aprovecharon para sacarlas y ponerlas en el mostrador, a mitad de precio, para liberar espacio. Aun así no me alcanzaba para comprarla. 

De regreso en la casa me preparé, ahora sí, para el fin del mundo. Me puse a jugar videojuegos un rato y cuando faltaba poco para la hora señalada procedí a guardarlos, junto con la televisión y algunos otros aparatos, en una habitación que yo calculaba que era más segura, y donde era menos probable que se dañaran por algún tipo de radiación. Por supuesto, estaban apagados y desconectados, pero no podía estar seguro si esta vez corrían algún otro riesgo que en las veces anteriores. Mi sobrina, que ya tenía alrededor de 12 años, estaba de nuevo de visita en la casa y me preguntó si tenía unas pilas tamaño AAA que pudiera prestarle para un control remoto que se había quedado sin batería en el Fin del Mundo anterior. Le dije que tenía unas que eran recargables junto a mi televisión, pero que mejor esperara a que pasara el de esta ocasión, porque al parecer, las baterías solo se dañaban cuando estaban en uso en algún aparato, y si las colocaba antes se descargarían o podrían incluso dañar el control.

Y después de guardar todo, fui de nuevo al puesto de revistas, por la misma revista, aún más desgastada de la portada y con las hojas ya algo arrugadas por la humedad… y me dirigí de nuevo hacia la misma silla a esperar a que la hora llegara, mientras pensaba que a causa de los daños y pérdidas de estos eventos, tal vez si retrocederíamos a la época de las cavernas en unos 10 o 15 años… tal vez, luego de darse cuenta que el dispositivo no funcionaba como esperaban, este era su plan.

2012/10/24

Catherine: Review



Esto ya parece el cometa Halley, apareciéndome aquí cada quien sabe cuanto tiempo. Pero en fin... espero algún día poder retomar este blog como se debe. De mientras, aprovechando la inspiración, les comparto un review rápido que hice de un juego que no es tan reciente, pero que tenía muchas ganas de jugar y que por fin, anoche, terminé en el modo de historia. El juego en cuestión es "Catherine" de Atlus, del equipo que hace los juegos de "Persona", el cual se publicó el año pasado para PS3 y Xbox360. Según leí, el juego tiene 8 finales, esta es la primer vez que lo termino, así que mi opinión está limitada también por ese aspecto.

Si no conocen el juego, pueden ver aquí un trailer para que se den una idea de que trata.


De inicio, diré que el juego me gustó. Visualmente es muy bueno y la música también es excelente, sobre todo los remixes de música clásica. En general, el concepto me pareció interesante y el gameplay de los ‘puzzles’ también me agradó bastante y de hecho, con esa parte me hubiera dado por bien servido, aunque como dice el Inspector Geek en su review, parece que mucha gente ya no considera que valga la pena pagar por este tipo de juegos. En resumen, no me arrepiento de haberlo comprado… peeeero (si, hay un pero) hay algunos aspectos no me acabaron de convencer… 

Tal vez tiene que ver con las expectativas que uno se hace o el tipo de juegos que cada quien está acostumbrado a jugar, pero la parte que siento que tiene algunos baches es precisamente la de la narrativa  y de hecho, para mi gusto, a veces  puede ser incluso una distracción del 'juego real' que, según mi muy personal opinión, es la parte de los puzzles; lo cual es bastante curioso cuando caigo en cuenta que fueron la temática y los personajes lo que me llamó la atención de este juego... pero lo cierto es que podría pasármela a gusto con los puros puzzles... y no es que la historia sea mala, sino más bien que siento que le falta estar más integrada con el gameplay, aunque debido a las características del título, me parece algo complicado de lograr y por lo mismo creo que tienen mucho mérito tanto el esfuerzo que pusieron como el resultado... aunque al final fue inevitable sentirlas como experiencias prácticamente separadas, lo cual, para mi gusto es su mayor 'pecado'.

 

También, sé que técnicamente es algo complicado, pero me hubiera gustado tener más control de las acciones del personaje, ya que, por ejemplo, lo que pasa en las mañanas y durante el día son solo animaciones en las que no podemos incidir, y siento que en esas partes, las actitudes de Vincent, no corresponden muy bien a lo que yo haría en su situación o a las decisiones que uno va tomando a lo largo del juego, y eso me hace un poco difícil el empatizar con él, haciendome sentir que la toma de decisiones pierde parte de su interés, además de que a veces no me quedan muy claras las repercusiones que tienen mis decisiones en el juego (aunque tal vez necesito jugarlo de nuevo para comparar).

Ahora bien, lo padre de estos juegos es que cuando se nos dan a elegir opciones, podemos jugar de distintas maneras. Al ser la primer vez que lo jugaba, traté de elegir de acuerdo a lo que yo decidiría en una situación de ese tipo, pero aun así, a veces no sabía que contestar porque sentía que las opciones disponibles no eran del todo precisas o que de plano mi forma de pensar no encajaba con ninguna de ellas y terminaba seleccionando al azar y no solo me pasa con este juego, sino con otros que manejan mecánicas similares. Entiendo que 'decidir a partir de la ambigüedad' es también algo con lo que juega este título, pero a veces lo más importante no es el "qué" eliges, sino el "por qué" lo eliges y eso puede cambiar por completo el sentido de una decisión y ahí es donde siento que a veces el juego se queda un poco corto. Por ejemplo, a la pregunta: “¿Te consideras un pervertido?” cada quien responderá en base a su concepto personal de 'perversión'. En mi caso, la respuesta fue "NO", por que para mí, para considerar a alguien como un pervertido tendría que hacer algo muy extremo, como ser un violador-asesino o pederasta… algo tipo Albert Fish, ja, pero me di cuenta que la mitad o más respondieron “SI” y no creo que todo ellos anden raptando y violando niños (o al menos eso espero, ja). De modo que no me queda claro como los demás interpetan en esta pregunta o que significado le dan a su respuesta. Tal vez muchos de ellos respondieron simplemente en base a la culpabilidad que sienten por sus actos o incluso por el solo hecho de tener pensamientos que ellos mismos consideraban indebidos. La bronca con esto es que es básicamente preguntarle a alguien si se considera 'una mala persona'. Podría haber un psicópata asesino, que realmente podría sentir que no es una mala persona y por lo tanto, el juego le da puntos por ser una 'buena persona', en cambio, podría haber alguien que se siente culpable porque se le antojó robarle un pandita de goma al niño que iba en el camión y no lo hizo, pero se siente mal y respondió que si es una mala persona, entonces, el juego le da puntos de 'maldad'. Creo que un solo 'eje de valores' simplemente es insuficiente, y este problema no solo es de "Catherine", sino creo que de varios juegos.


En cuanto a la dificultad, hasta ahora lo he jugado solo en nivel "Medio" y si bien, no podría decir que se me hizo fácil (si me mataban bastante y la mayoría de los trofeos que obtuve son de bronce), nunca me llegó a frustrar, y esto es gracias a que el reintentar es muy fluido, de modo que no me pesaba, así que no tengo quejas en ese sentido. Lo que si me sorprendió es que es relativamente fácil recuperar vidas (yo terminé con más de 40). No sé si esto es para compensar la dificultad (de la que muchos se quejan) o si en Hard sea distinto. Ya les diré cuando lo juegue en esa dificultad.

Mi veredicto: 8.5 / 10

2011/01/29

De Estilos, Modas... [y Redes Sociales]

Tengo que reconocer que mucho del tiempo que antes dedicaba a escribir en este blog ahora se me va en las 'redes sociales', que al final, también sirven para compartir con otros lo que se quiere decir, y recientemente, muchas de las cosas sobre las que antes hubiera pensado en escribir alguna entrada, simplemente las comparto en otros lados, pero eso no significa que haya decidido abandonar este lugar ni mucho menos, sino por el contrario, el retomar el blog y darle nueva vida a este espacio es uno de mis "propósitos de año nuevo".

Hay varios temas sobre los que quiero escribir y tengo bastante que decir (jeje), y otros que de plano dejé a medias pero quiero concluir, . Aunque de momento, no quise dejar que se me fuera la inspiración e hice un post sobre un tema del que leí en días recientes. Por su naturaleza, preferí postearlo en otro de los blogs en los que me han invitado a participar, pero les dejo aquí las ligas por si gustan leerlo, por su extensión, lo dividí en dos partes.

De Estilos, Modas y Demás... [Parte 1]
De Estilos, Modas y Demás... [Parte 2]

C ya!

2010/11/15

Sexo y Violencia en los Videojuegos

A través de Intergalaktea me enteré de este árticulo sobre violencia y videojuegos, lo leí y ya que desde hace tiempo quería hacerlo, aprovecho para escribir un poco al respecto.

Más que tendenciosa, esta nota me pareció carente de sentido u objetivo. Me da la impresión de que quien lo escribió solo pegó fragmentos de distintas notas sin tener mucho conocimiento del tema o sin ponerle mucha atención. Por ejemplo, lo que menciona del juego de Playboy me parece fuera de lugar,  pues obviamente no es un producto dirigido a niños de primaria... y si tan malo es que exista ese juego, entonces tampoco debería existir su página web ni mucho menos su revista que tiene ya tantos años. Por algo en la caja dicen MATURE pero aquí echan todo al mismo costal sin mucha explicación. 



2010/11/11

El Espíritu de Lucha

Pensando en los significado que cada quien le atribuye a algunos términos, más allá de la definición del diccionario, les pregunté a varios amigos "¿Qué significa para  tí la palabra “Guerrero” o “Ser un Guerrero”?" y encontré respuestas interesantes...

Claro que encontré coincidencias con algunas de las cosas que mencionaron, pero solo parciales. Me sorprendió que algunos asociaran el concepto con cualidades o valores como bondad, nobleza, justicia, valor e incluso, lealtad y honor o que es alguien que “hace lo correcto” o “protege a las personas que ama”, creo que no lo había pensado… Mas bien, ese tipo de cosas las asocio a conceptos como “Paladín” (si, culpa del Dungeons & Dragons) y algunos seguramente asociarán estar “virtudes” con la palabra “Héroe”, pero en mi caso, tampoco es así necesariamente porque cuando escucho o leo el término pienso inmediatamente en los semidioses de la mitología griega, como Heracles o Aquiles.

2010/08/02

Los Problemas del Comic en México: Reloaded [Parte 3]

- Pendiente de Publicación -

Compartiendo Ejercicios "Comiqueriles" ('Downloadeables')

A principios del año pasado, cuando estaba en Saltillo, Coahuila, varios amigos, mi hermano y yo nos hicimos el propósito de reunirnos los fines de semana para platicar de los proyectos personales de cada quien y practicar el dibujo, ya que por las ocupaciones cotidianas, la mayoría lo hemos descuidado en los últimos años.

En esas reuniones surgió la idea de hacer ejercicios más específicos no solo para mejorar en cuanto a dibujo, sino también en otros aspectos como narrativa y velocidad de trabajo, con el fin de poder aplicar esto en la posible producción de comics.

Uno de los ejercicios fue hacer un ‘mini-comic’ de dos páginas tamaño carta, en dos horas (lo que alcanzábamos a hacer en una reunión), como una especie de mini-emulación del Comic de 24 horas de Scott McCloud o del 8x8 que se realizó hace tiempo en Guadalajara (también inspirado en la ‘invención’ de McCloud).

Para que fuera más espontáneo y sin condicionamientos, cada quien propuso un tema en el momento, lo escribió en un papelito e hicimos la tradicional tómbola en vaso de unicel. El tema elegido fue “Televisión”. Los resultados fueron diversos, pero lo más importante fue el aprendizaje que nos dejó. Yo no pude terminar de entintar mi trabajo en el lapso estipulado pero decidí terminarlo después e hice algunas anotaciones sobre mis impresiones del ejercicio y mi desempeño… Y ya que andamos por aquí, aprovecho para compartirles lo que hice en aquella ocasión, solo como una curiosidad, ya que no tiene realmente un valor o calidad profesional. Por supuesto, para no hacer trampa, pero tampoco dejarlos a medias, les dejo las dos versiones:

Inconclusa
(así quedó al finalizar las dos horas)
Página 1Página 2
Terminada
(después de otra sesión de casi dos horas
completé lo que faltaba)
Página 1Página 2

¿Y a qué viene todo esto? bueno, en realidad era solo un preludio para lo que en realidad quería compartirles… XD. Otro de los ejercicios que hicimos fue un par de “Cadáveres Exquisitos” de extensión y duración limitada.

Para hacer este ejercicio, primero sorteamos los nombres de los involucrados para ver en que orden participaríamos. Cada miembro del equipo tendría una semana para hacer 4 páginas de comic, y al finalizar el tiempo (hubiera o no terminado) entregaría su parte y el material generado anteriormente al siguiente de la lista para que continuara la historia hasta que todos hubiéramos colaborado (esto es ligeramente distinto a como suelen ser estos ejercicios). Por supuesto, el primero de la lista debería de generar el concepto y los personajes e iniciar la historia y el último concluirla del mejor modo posible. Cada quien era libre de hacer con la historia lo que quisiera, matar a los personajes, introducir nuevos, llevarla en otra dirección completamente distinta, etc… la única limitante es que nadie podía saber nada de lo que los demás estuvieran haciendo ni de que se trataba la historia hasta que llegara su turno. Originalmente pensábamos hacer solo un ‘cadáver’, pero como es un trabajo secuenciado, para que los últimos no tuvieran que esperar demasiado iniciamos otro simultáneamente con un orden distinto.

Concluimos este ejercicio en aproximadamente dos meses (excepto por el ‘Rod’ que no entregó la conclusión de uno de los cadáveres… XD). Pensaba reunir todo el material al finalizar el ejercicio y editarlo en formato electrónico para compartirlo entre nosotros y nuestros amigos, pero sucedió que poco después me fui unos meses a Chihuahua, luego regresé unas semanas a Saltillo y después vine de nuevo al D.F. Por todos esos movimiento, los archivos se quedaron medio olvidados varios meses, hasta que hace poco me di a la tarea de terminar la edición y he aquí el resultado:

DESCARGAR
WARFormato CBR*
Formato PDF
Ventanas del AlmaFormato CBR*
Formato PDF
* El formato CBR trae información sobre el contenido compatible con ComicRack.

Nota: Siento que perdió un poco de calidad al pasarlo a formato PDF, por lo que les recomiendo el CBR. Tan pronto tenga oportunidad lo reexportaré y corregiré este detalle.

Aclaro que este no un trabajo profesional ni con fines comerciales, simplemente es un ejercicio realizado por amateurs, pero que espero que les divierta como a nosotros nos divirtió hacerlo.

Como dato curioso, varios profesionales del comic nacional estuvieron haciendo ejercicios similares por aquellas fechas. De hecho, comenzaron desde el 2008, pero nosotros nos enteramos hasta que ya habíamos empezado el nuestro. Por supuesto, no podemos compararnos con quienes ya tienen una trayectoria profesional de años en este ámbito.

2010/08/01

Poniendo Globos de Comics en Freehand

Un amigo andaba preguntando por tutoriales para hacer los globos de un comic en Freehand. Y como tampoco encontré ninguno, se me ocurrió pasarle unos tips y resultó esto, que quise compartir porque seguramente le puede servir a alguien más.

Aunque ya es un programa descontinuado, en lo personal, Freehand me parece una herramienta bastante cómoda y es muy ligero para instalar y trabajar y por eso, a pesar de los años y de tener otras herramientas a la mano, sigo regresando a Freehand a realizar algunas tareas. En este casó trabajaremos con la última versión que salió al mercado: Freehand MX.

Si han usado antes Freehand, lo más probable es que se las puedan ingeniar para hacer los globos para un comic, pero si están batallando con esto seguramente es porque no están muy familiarizados con la aplicación u otras similares, así que empezaré por poner información general que les facilitará moverse dentro del programa. El post es bastante extenso, aunque traté de no explicar demasiado para no saturarlos, solo lo más importante y lo que creo que les servirá más para este caso y otros similares. También procuré hacerlo lo más esquemático posible, de modo que si hay algo que ya lo entienden o de momento no les es útil lo puedan omitir o regresar cuando lo consideren pertinente.
Este sitio se visualiza mejor a 1280x1024 Pixels. Si tu monitor tiene una resolución menor, entonces está muy chafa... comprate uno nuevo.